Relatoría

Relatoría de Hepatología 2010

Por: Dr. Michael García Pérez

Ocho años han pasado desde la primera edición de Hepatología, evento que surgió con el objetivo de mostrar los avances en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del hígado. Esfuerzos y entrega de gastroenterólogos y profesionales de diversas especialidades médicas, se unieron en aquel certamen que, en nuestros días, ha ganado fuerza y proyección a través de su existencia.

Los desvelos de profesionales cubanos y de otras partes del mundo, se han plasmado, con profundidad y alto rigor científico, en la búsqueda de nuevas estrategias y enfoques en el enfrentamiento de los eventos que afectan a un órgano vital del ser humano: el hígado.

Cada año se reportan en el mundo, nuevos casos de enfermedad hepática por depósito de grasa, desórdenes metabólicos del hígado, cirrosis hepática, hepatitis crónicas de etiología viral, y trasplante hepático. Constituye un problema médico, el abordaje de dichas afecciones y se imponen soluciones para elevar la calidad de vida de quienes la padecen.

Mayo, ha sido el mes elegido para desarrollar, cada dos años, este encuentro con destacados estudiosos del hígado. El Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas acoge en su seno a todos los participantes en los eventos de Hepatología.

Hoy, 21 de mayo de 2010, estamos concluyendo este encuentro que, durante tres días, se ha desarrollado en su sede habitual. El elevado nivel científico y una amplia participación, caracterizan a Hepatología 2010. Estados Unidos, México, Iraq y Cuba están representados y sus huellas perdurarán en las memorias de este Congreso.

Privilegiados somos todos al poder recibir varias conferencias magistrales, donde se destacan las impartidas por el expresidente de la Asociación Americana para el estudio del Hígado, Profesor Scott Friedman. Los mecanismos implicados en la fibrosis hepática, los métodos diagnósticos más novedosos que se utilizan actualmente y el abordaje terapéutico de la misma, fueron tratados con precisión y profundidad por el mencionado galeno, destacándose también la disertación titulada: «Programa de intervención en hepatología: “una realidad posible en América Latina”».

Por otro lado un relevante impacto suscitó el Simposio: «Hepatitis crónica B y C: “estrategias actuales de tratamiento”», presentado por gastroenterólogos del Instituto de Gastroenterología, donde, entre otros aspectos de relevancia, se repasaron los principales preparados vacunales para la hepatitis crónica por virus C, puestos en práctica en el mundo. Se dieron a conocer los principales aspectos sobre la composición y terpéutica de Terap C, vacuna creada en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, de Cuba, que en estos momentos se encuentra en la fase II del ensayo clínico.

Fueron emitidos, además, diversos criterios, algunos de ellos discordantes, al abordar la utilidad de la biopsia hepática en el diagnóstico de la enfermedad hepática por depósito de grasa. La utilidad de métodos no invasivos con el mismo fin, fueron puestos a relieve, quedando bien definidas las indicaciones actuales de la biopsia hepática en el diagnóstico del hígado graso no alcohólico.

Interesante y alentadora fue la intervención oral acerca de la validación del estuche UMELOSA HCV Cuantitativo para determinar la carga viral del VHC, propuesta del «Instituto de Medicina Tropical “Pedro Kourí”». La producción futura de este estuche por el Centro de Inmunoensayo, constituirá un arma importante en el enfrentamiento de la infección crónica por virus C; la posibilidad de determinar su carga viral mediante productos de factura nacional. Todo esto propiciará un mejor estudio y tratamiento de los enfermos con hepatitis crónica C en nuestro país.

Investigadores del Hospital “Carlos J Finlay”, Instituto de Gastroenterología y el Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas, abordaron diversos e interesantes aspectos relacionados con la cirrosis hepática. Entre ellos, se destacó la propuesta de una evaluación nutricional para pacientes cirróticos, así como el diagnóstico y tratamiento actualizado sobre algunas de sus principales complicaciones.

Es necesario resaltar la amplia presentación de trabajos en carteles, donde se muestraron los resultados de numerosas investigaciones desarrolladas en varios centros de salud del país. La cifra de carteles ascendió a 47, y se distinguieron trabajos relacionados con la presencia de hígado graso no alcohólico en pacientes diabéticos no insulinodependientes, las alteraciones antropométricas en pacientes cirróticos, y el diagnóstico no invasivo, mediante la ecografía abdominal de la cirrosis hepática. También resultaron llamativos el estudio sobre el comportamiento de la hepatitis B y C en hemodializados, la presencia de hepatitis B oculta en pacientes VIH cubanos, así como el empleo de métodos no invasivos para el diagnóstico de las várices esofágicas como el cociente conteo de plaquetas-diámetro bipolar del bazo.

Sin lugar a dudas, Hepatología 2010 se ha caracterizado por excelentes propuestas, el alto nivel científico de los resultados expuestos y por un incesante intercambio de experiencias. Cada vez el reto es mayor, cada día nuestro compromiso para enfrentar las enfermedades del hígado, cobra esfuerzos mayores.

Muchos desvelos nos quedan todavía en esa entrega impostergable al prójimo, muchos sueños esperan por realizarse y el camino está ahí, en ese sendero que a diario atravesamos en busca de la verdad, al acecho de una respuesta, de una solución, o simplemente de una esperanza. La cita será dentro de dos años, nos volveremos a encontrar con nuevas propuestas y resultados, en Hepatología 2012.