Convocatoria

Cada año, los insectos y otros vectores transmiten patógenos infecciosos a más de un billón de personas provocando más de 700 000 muertes en el mundo, de ahí que el día mundial de la salud celebrado el 7 de abril del 2014 se les dedicó a las enfermedades transmitidas por insectos bajo el lema “PEQUEÑAS PICADAS, GRANDES AMENAZAS”. La creciente urbanización descontrolada, otros cambios ambientales, el incremento de los viajes a nivel mundial, entre otros factores, han contribuido a la emergencia de enfermedades, como se evidenció en el año 2016 con la ocurrencia de la gran epidemia de Fiebre Amarilla en Angola y casos en otros países, así como, la rápida expansión del virus del Zika, Chikungunya y aumentos de casos de Dengue en el continente americano. Por otra parte la incidencia de malaria se estima que decreció globalmente de 76 a 63 casos por 1 000 en poblaciones de riesgo entre el 2010 y 2016. El mayor decrecimiento registrado por la Organización Mundial de Salud (OMS) fue en la región del sureste de Asia con un (48%) seguido por las Américas (22%) y la región de África con un (20%). A pesar de esta reducción, entre el 2014 y 2016, la incidencia de malaria aumentó sustancialmente en las Américas y más escasamente en el sureste de Asia, Pacífico Oeste y en las regiones africanas. Existen otros insectos que también  son vectores (mecánicos o biológicos) de bacterias, virus, protozoos y helmintos causando otras enfermedades ubicadas entre las llamadas enfermedades desatendidas u olvidadas que se mantienen reportando numerosos casos en diferentes áreas geográficas.

A pesar de esta situación la entomología médica y el control de vectores  recibe escaso apoyo financiero a nivel mundial priorizándose investigaciones encaminadas al diagnóstico, vacunas etc, que en ocasiones son a largo plazo. Esta situación se refleja en carencia de laboratorios, insectarios, equipamiento, formación adecuada de recursos humanos, escasa vigilancia entomológica y evaluación del control de vectores incluido el monitoreo y el manejo de la resistencia a insecticidas que respondan a los programas establecidos en algunos países. Además de la existencia de  falta de integración a varios niveles en la prevención y el control de los vectores tanto en situaciones de epidemias, brotes y en momentos de baja transmisión.

Para facilitar la compresión de esta problemática existente e indagar en posibles soluciones que contribuyan al mejoramiento de este campo en la salud pública que cada día más incrementa el número de casos de enfermedades transmitidas por vectores fundamentalmente por insectos la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), el Centro  Colaborador de la OPS/OMS para el control del dengue y su vector del Instituto de Medicina Tropical “Pedro Kourí” (IPK), la Sociedad Cubana de Microbiología y Parasitología, el Ministerio de Salud Pública de la República de Cuba,  entre otras instituciones y organizaciones, tienen el placer de anunciarle que del 14 al 25 de septiembre  de 2020 se efectuará el  I Curso Internacional de Entomología y Manejo Integrado de Vectores EM-MIV-2020.